Parece que lo peor de la crisis energética ya ha pasado y que la generación de electricidad vuelve a tener unos precios más moderados.  De cara a 2024, el Gobierno había decidido mantener la rebaja del IVA de la luz en un 10% siempre y cuando el precio del megavatio hora (MWh) en el mercado mayorista se situase por encima de 45€. En el caso de que la luz bajase de ese tope, el IVA volvería al 21% el mes siguiente.

Y eso es lo que va a pasar ahora en marzo, dado que el mes de febrero ha cerrado con una media de precios del 41,25%. Los mercados eléctricos europeos han regresado el mes pasado a niveles previos a la guerra de Ucrania y España ha sido el más barato de todos los países.

Todas las facturas que incluyan al menos un día de marzo en su consumo, pasarán a tener el IVA del 21%.  Solamente los hogares que disfruten del bono social podrán librarse de este incremento, ya que su IVA se mantendrá en el 10% durante todo 2024.