Desde Migra Energy queremos que entiendas la factura de la luz que te hacemos llegar todos los meses, para que sepas a dónde va cada céntimo y para cumplir una de nuestras premisas fundamentales: ser transparentes.

Hay una serie de elementos que siempre aparecerán en las facturas eléctricas independientemente de la comercializadora que te esté facturando. Los más fundamentales son la potencia contratada y la energía consumida.

  • Potencia contratada:

Es la cantidad máxima de energía en kW que puedes demandar a tu instalación para consumir en un instante determinado. A mayor cantidad de kW, más capacidad tendrás disponible o, lo que es lo mismo, podrás conectar un mayor número de aparatos simultáneamente sin arriesgarte a que “salten los plomos”.

Dicho concepto es un importe fijo que pagarás en cada factura tanto si hay consumo ese mes como si te has ausentado y no ha quedado nada conectado.

La potencia necesaria en cada vivienda tiene en cuenta factores como el tamaño de la propia vivienda, y, sobre todo, con qué tipo de aparatos eléctricos cuenta. No demanda la misma cantidad de energía un piso con vitrocerámica y termo eléctrico, que uno con cocina de gas o calentador de butano.  Lo ideal es ajustar la potencia de manera que ni tengamos contratada demasiada para no pagar de más, ni nos quedemos cortos provocando que el limitador de nuestro cuadro de luces esté saltando con frecuencia.

Tu distribuidora tiene a tu disposición información sobre el histórico de tu potencia máxima demandada. Te sugerimos que contactes con ella para conocerla y que te sirva de orientación para saber el grado de acierto que tienes entre lo que has contratado y lo que realmente necesitas. Además, ¿Sabías que es posible tener diferentes potencias según el tramo horario? Si por ejemplo, acostumbras a dejar conectados acumuladores en horario nocturno, o a poner el lavavajillas o el termo mientras descansas, tal vez te interese tener más potencia contratada en horario valle que en horario punta.

Para localizar la potencia que tienes contratada en tu factura, puedes encontrarla en la página 3, en el apartado “Datos de tu contrato”:

  • Energía consumida:

Este apartado, a diferencia del anterior, sí que es variable en función del consumo que efectúes cada mes. Además, el coste de esa energía, al tratarse de una tarifa indexada, también fluctuará de una factura a otra ya que el precio final del kWh varía cada hora de cada día del año.

Es posible saber a qué precio está la energía a cada hora desde el final del día anterior, de manera que, haciendo una búsqueda rápida, podemos programar nuestros consumos no recurrentes para hacerlos coincidir con las horas más económicas. Por ejemplo, la web https://tarifaluzhora.es/ suele mostrar a partir de las 21h del día anterior, todos los precios del kWh, con sus picos máximos y sus mínimos.

Dentro del término de energía una parte del coste se corresponde con los costes regulados de peajes de transporte y distribución y de cargos fijados por el Gobierno. Ambos sirven para pagar la que cuesta llevar la energía a cada una de los puntos de suministro, así como para cubrir otros costes del sistema eléctrico como la retribución de las energías renovables.

Además, de manera temporal, la factura puede incluir el mecanismo de ajuste Real Decreto-Ley 10/2022. Puedes conocer más sobre este concepto transitorio en esta entrada.

  • Financiación del bono social:

El bono social de electricidad es un descuento en la factura eléctrica para las familias vulnerables. Éste es financiado según lo publicado en el Real Decreto Ley 06/2022 en donde se indica que el coste de esta ayuda social será asumido por los sujetos del sector eléctrico que participan en las actividades destinadas al suministro de energía eléctrica. Hay comercializadoras que repercuten a sus clientes este coste integrándolo dentro de su propia tarifa. Desde Migra Energy preferimos mostrarlo claramente como un concepto a mayores, en consonancia con nuestra filosofía de transparencia y honestidad.

Su coste actual es de 0,038455 €/día (14,035934 €/año), y, por tanto, es un coste fijo que sólo variará en función del número de días que incluya cada factura.

  • Impuesto de Electricidad (IEE)

Es impuesto indirecto destinado a compensar los costes de fabricación de energía eléctrica. De manera general, este impuesto grava con un 5,113% el sumatorio de todos los importes anteriores. Temporalmente, y hasta el 31 de diciembre de 2023, este porcentaje se ha reducido al 0,5% para todos los consumidores, aunque según lo publicado en el BOE del Real Decreto-ley 17/2021 si como resultado de aplicar el tipo impositivo del 0,5% sobre la base imponible del IEE, la tributación efectiva fuese inferior a 1€/MWh hora suministrado o consumido, este porcentaje podría ser ligeramente superior.

  • Alquiler del contador

Aunque el cliente siempre tiene la opción de instalar un contador en propiedad para evitar pagar el alquiler del equipo, al menos en consumidores residenciales parece una buena opción optar por el alquiler ya que el importe es pequeño (apenas tres céntimos al día) y la distribuidora se encarga de su mantenimiento, reparación o sustitución. El importe puede variar en función del tipo de contador instalado (instalaciones monofásicas/trifásicas, existencia de maxímetros, etc).

  • Gastos de gestión de Migra Energy

Se trata de nuestro beneficio propiamente dicho.

Para potencias contratadas inferiores a 10kW, en caso de que el cliente tenga contratada la facturación electrónica, nuestro fee se limitará a 0,09667€/día, mientras que si el cliente opta por recibir sus facturas en formato físico, el descuento por facturación electrónica desaparecerá y los gastos de gestión ascenderán a 0,1633€/día.

Para potencias contratadas superiores a 10kW, este concepto no existirá en la factura y en su lugar, se repercutirán 0,005€/kWh (medio céntimo de Euro) a mayores dentro del precio de coste de la energía consumida.

  • IVA

De manera temporal y hasta, en principio, el 31 de diciembre de 2023, el IVA aplicado a las facturas eléctricas de instalaciones con potencia contratada inferior a 10kW ha sido reducido al 5%, como ya te explicamos aquí.

Este impuesto gravará todos los conceptos que hemos enumerado anteriormente, incluido el Impuesto eléctrico, ya que, aunque según la Ley General Tributaria no es legal aplicar un impuesto sobre otro impuesto idéntico, estamos ante impuestos diferentes y compatibles entre sí.