A causa de la crisis energética que ha afectado a toda Europa en los últimos tiempos y que provocó un importante aumento en los precios, una parte importante de los consumidores se ha esforzado en entender más de su factura de electricidad, pero aun cuando más o menos se comprendan los conceptos en ella desglosados puede surgir la siguiente cuestión: ¿Cómo saber que la lectura que viene en la factura es la correcta?

Para empezar, conviene diferenciar entre los tipos de lecturas que pueden aparecer en la factura.

  • Lectura real: es la que indicaba el contador en el momento de la toma de datos.
  • Lectura estimada: por alguna razón, la empresa distribuidora no ha podido realizar la toma de datos y emite un valor aproximado al consumo que podría haber tenido este suministro.
  • Regularización: cuando en meses anteriores hemos tenido lecturas estimadas, se procede a la toma de la lectura real y se origina una regularización de consumo.

Por norma general, la fuente de la lectura suele aparecer en todas las facturas, pero si esto no sucediese, hay una manera de comprobar la información de la factura con lo que marca el contador.

En primer lugar, buscaremos en la factura las lecturas y, tras localizarlas, veremos que pone algo similar a “lectura anterior o inicial”, que será el dato que mostraba el contador el mes anterior, y “lectura actual”, que mostrará el dato que marcaba el contador en la última lectura realizada.

Actualmente este dato aparecerá multiplicado por tres o por seis dependiendo de la tarifa de acceso contratada: en la mayor parte de los casos será una 2.0TD, para suministros con una potencia contratada inferior a 15kW en usuarios domésticos y pequeñas empresas, o una 3.0TD para suministros con una potencia contratada superior a 15 kW, uno por cada tramo horario en los que está programado el contador.

De la diferencia entre estos valores se obtiene el consumo.

Consumo = lectura actual – lectura anterior

¿Qué datos muestra el equipo de medida?

Los contadores muestran la energía totalizada dividida en los tramos, pero también hay un parámetro que muestra el totalizador global.

Estos datos suelen aparecer de forma intermitente y sucesiva en el aparato sin necesidad que tocar ningún botón, pero en algunos modelos, la pantalla aparece fija y es necesario pulsar el botón general para que los datos vayan cambiando.

Parámetros de interés para la toma de lecturas.

  • 18.0.0: es el totalizador global. Muestra la lectura total sin dividir desde que el contador fue instalado.
  • 18.0.1: es el totalizador del consumo en P1 o Punta. Muestra la lectura total de este tramo horario desde que el contador fue instalado.
  • 18.0.2: es el totalizador del consumo en P2 o Llano. Muestra la lectura total de este tramo horario desde que el contador fue instalado.
  • 18.0.3: es el totalizador del consumo en P3 o Valle. Muestra la lectura total de este tramo horario desde que el contador fue instalado.

En caso de suministros con una tarifa 3.0TD, el contador mostrará además:

  • 18.0.4: es el totalizador del consumo en P4. Muestra la lectura total de este tramo horario desde que el contador fue instalado.
  • 18.0.5: es el totalizador del consumo en P5. Muestra la lectura total de este tramo horario desde que el contador fue instalado.
  • 18.0.6: es el totalizador del consumo en P6. Muestra la lectura total de este tramo horario desde que el contador fue instalado.

Como parece obvio, la lectura mostrada por el contador en el momento de la comprobación no va a coincidir con lo que figura en la factura más reciente ya que habrán pasado varios días. Lo importante es fijarse en que lo mostrado por el contador sea coherente con lo indicado por la factura. Si lo reflejado en el contador fuese inferior a la lectura actual mostrada en la factura, es el momento de contactar con nuestra comercializadora para que nos indique el procedimiento de reclamación de lecturas.