Lamentablemente a lo largo del primer semestre de 2024 el Gobierno va a ir eliminando progresivamente las rebajas fiscales que existían en la factura de la luz, lo que va a suponer indirectamente un incremento en lo que pagas cada mes por la electricidad que consumes.

No sólo finaliza la aplicación del tope del gas, mecanismo del que desde febrero de 2023 no se estaba haciendo uso, sino que lo más inmediato que vamos a notar es que el IVA de la factura, temporalmente reducido a un 5%, pasará a ser del 10%. La pequeña buena noticia es que este impuesto todavía se aleja del 21% original que existía antes de junio de 2021.

También se prevé que a lo largo del primer trimestre el Impuesto Especial Eléctrico (IEE) pase del 0,5% en el que se hallaba reducido los últimos meses hasta el 2,5%, porcentaje que se elevará al 3,8% en el segundo trimestre, para finalizar el año regresando al 5,1% original.

Los productores de energía eléctrica tampoco escapan a los cambios: el impuesto sobre la producción eléctrica, que actualmente estaba suspendido, subirá al 3,5% primer trimestre y al 5,25% en el segundo para volver al porcentaje inicial del 7%.

Pese a todos estos cambios fiscales desfavorables para tu bolsillo, desde Migra Energy continuaremos cumpliendo con nuestra filosofía de que la electricidad no debería ser un producto de lujo y seguiremos suministrándote tu luz a precio de coste.